El archipiélago de Solentiname está totalmente iluminado

El archipiélago de Solentiname ubicado en el extremo sur este del Gran Lago de Nicaragua, es un pequeño paraíso, sus 36 islas son refugio natural de especies de flora y fauna; tiene gran valor histórico y aún conserva vestigios precolombinos, incluso fue declarado monumento nacional y área protegida. Hoy es el hogar de artesanos y artistas.

Para llegar hasta las islas, conocer sus paisajes y su gente, se tiene que acceder en pequeñas embarcaciones que salen del puerto de San Carlos, a cuyo municipio está adscrito el archipiélago.

Gran parte de la población habita en los 4 islotes de mayor tamaño: Mancarrón, Mancarroncito, San Fernando y La Venada. Hasta hace pocos días, al caer la noche a pesar de las maravillosas puestas de sol, la oscuridad inundaba las 260 viviendas existentes, ya que el contar con energía eléctrica era un sueño debido a la dificultad de llevar las redes eléctricas por alrededor de 20 km de lecho lacustre.

Pero el empeño del Gobierno Sandinista de iluminar todos los hogares, se vio reflejado en la alegría de los 1,355 pobladores que encendieron los bombillos gracias a la electrificación por medio de paneles solares.

“Este es un proyecto que ha sido ejecutado por el Ministerio de Energía y Minas (MEM), los pobladores están disfrutando de este servicio a través de sistemas fotovoltaicos que les instalaron a las viviendas, se les entregó un panel de 300 watt y el sistema de instalación interna, un sistema moderno, robusto, viene con su controlador, inversor y adicionalmente se les capacitó para que ellos puedan darle el mantenimiento y duren el tiempo estimado de 25 años”, explicó la Cra. Elba Mendoza, Director Técnico del FODIEN-MEM.

Para los protagonistas el contar con el servicio eléctrico les ayudará en sus labores cotidianas, además les da esperanza de mayor desarrollo económico y social. “Es de gran alegría tener energía a través de paneles, los niños tendrán la oportunidad de estudiar mejor, es calidad de vida”, manifestó la Cra. Ángela López, Secretaria Política de San Carlos, Río San Juan.

“Las cosas han cambiado porque ahora uno enciende sus luces, va teniendo ideas de mejoramiento, me compro una licuadorcita, una mantenedorcita y vendería helados, hielos, agüita helada, hasta pollo y todo eso viene colaborando al avance de la comunidad”, indicó José Castillo, poblador de Mancarroncito, en San Carlos.

“No podíamos comprar los paneles, porque si los comprábamos no podíamos comprar la batería y si comprábamos la batería teníamos que dejar de comprar algunas cosas para la casa y las mujeres somos las que estamos más pendientes de las cosas de la casa, ya con esta luz nosotras nos apoyamos 100% en todo y para todo”, afirmó Melania Villagra, pobladora de Mancarrón, en San Carlos.

El turismo y la venta de artesanías, que son las principales fuentes de ingresos, próspera y hará posible contar con herramientas que hagan más competitivas estas actividades económicas. “Tenemos como 30 años de trabajar la artesanía, había pedidos que se podían trabajar en la noche y no lo hacíamos por falta de energía, teníamos que hacer lo posible para trabajar duro en el día, pero ahora con estas luces que son altas podemos hasta pintar por la noche”, comentó Ingrid Carrillo, artesana de Mancarrón, en San Carlos.

Parte de las buenas noticias, es que recientemente se rehabilitó el Puesto de Salud de la Isla Mancarrón, lo que se traduce en una mejor atención a los habitantes, pues ya no tendrán que trasladarse hasta San Carlos. Para que cuenten con un eficiente suministro eléctrico se les instaló un sistema de mayor capacidad.

“4 paneles de 300 watt que son 1,200 watt, inversor, controlador, 5 baterías de 200 amperios, es decir 1,000 amperios; está diseñado para que ellos puedan utilizar sus refrigeradoras, nebulizadores o cualquier otro equipo médico que requieran”, detalló la Cra. Mendoza.

“Podemos tener una refri para mantener las vacunas, antes los niños no se vacunaban a tiempo porque teníamos que programar una vez al mes el ir hasta San Carlos a traerlas y con la parte de esterilización como las gazas y espéculos, que se necesitan mantener estériles, igual teníamos que ir a San Carlos, ahora lo haremos aquí; antes no contábamos con energía para las emergencias que se presentaban en la noche y ahora gracias a Dios tenemos luz para atender con mejor calidad a los pacientes”, dijo la Cra. Melisa Ramírez, Encargada del Puesto de Salud.

Un elemento a destacar es que la instalación de los sistemas solares fue realizada bajo la atenta supervisión de compañeras, que lideraron las cuadrillas y realizaron los montajes en tiempo récord.

“Cuando llegamos a las casas beneficiadas se revisa el check list de los materiales y procedemos a la instalación, armamos gabinete, realizamos cableado eléctrico, entubado, la instalación del panel en sí; como mujer me siento satisfecha de participar ya que es una gran oportunidad, porque en este campo casi siempre se hace ver el trabajo del varón y estamos aquí presentes”, resaltó Nahima Laguna, Jefa de Cuadrilla.

Se invirtieron C$ 22.49 millones provenientes de un préstamo otorgado por el Banco de Importaciones y Exportaciones de Corea del Sur.solentiname-nota

 

 

También te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

el_icon_10