Gobierno Sandinista nacionaliza distribución de la energía

Con 75 votos a favor se aprobó en la Asamblea Nacional la Ley de Aseguramiento Soberano y Garantía del suministro de la energía eléctrica a la población nicaragüense, esto ocurre luego de 22 años de estar en manos de empresas privadas, y garantiza el derecho humano de l@s nicaragüenses de acceder al servicio eléctrico.

Con la entrada en vigencia de la nueva ley, la empresa DisnorteDissur, que fue creada en el año 2000, para distribuir energía en la zona concesionada (Pacífico, algunas zonas de Jinotega y Río San Juan), y que tiene una cartera de clientes de 1,156,319; será administrada o/y operada por las instituciones o empresas que el Estado autorice a través del Ministerio de Energía y Minas (MEM).

“Estamos frente a una buena noticia, el servicio de la energía eléctrica será totalmente del pueblo de Nicaragua, ya no solamente se garantizará cobertura, también calidad, eso sólo es posible en Revolución”, expresó el Cro. Carlos Emilio López, Diputado de la Asamblea Nacional.

Cabe destacar, que, aunque la totalidad accionaria de Disnorte-Dissur, que estaba en posesión de la empresa TSK Melfosur Internacional-Sociedad Anónima, pasen al Estado de Nicaragua, se garantizarán las obligaciones que esta ha adquirido comercialmente, de igual modo se brindará estabilidad laboral al personal de la distribuidora.

Además, la ley indica que, en un periodo no menor a un año, el MEM “deberá garantizar la participación de otros operadores nacionales o internacionales priorizando la incorporación de sujetos privados o mixtos de conformidad a las leyes de la Industria Eléctrica”. El garante del cumplimiento de lo anterior será el Instituto Nicaragüense de Energía (INE).

Modifican Ley creadora de ENATREL

Se modificó el Arto. 5 de la Ley 583, Ley Creadora de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL), otorgándole facultades para comercializar y distribuir energía eléctrica “dentro de las áreas que le sean concesionadas y/o asignadas por el Ministerio de Energía y Minas”.

De igual manera se le entrega a ENATREL la coordinación y administración de la Dirección de Operación de Sistemas Aislados (DOSA), que estaba bajo jurisdicción de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL) y que en la actualidad se encarga de comercializar energía en la zona no concesionada, es decir en el Caribe Nicaragüense.

También se reformó el Arto. 29 de la Ley No. 272, Ley de la Industria Eléctrica y sus Reformas: “Los agentes económicos dedicados a la actividad de transmisión, no podrán comprar o vender energía eléctrica, exceptuándose de esta disposición a ENATREL”.

La aprobación de esta ley es una victoria más para el pueblo, que ha visto la transformación del Sector Energético a lo largo de estos 13 años de la segunda etapa de la Revolución, que se traducen en el cambio de la matriz energética que hoy depende en un 70% de generación renovable, modernización del Sistema Nacional de Transmisión (SNT), fortalecimiento del Interconectado Regional y que hoy tenemos un 98.5% de cobertura eléctrica, donde los nicaragüenses reciben un servicio confiable y de calidad.

nota boletin 2

También te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

el_icon_10