Nicaragua transforma Sector Energético

Nicaragua se encamina a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), esta estrategia impulsada por la Organización de las Naciones Unidas y firmada por los países en el año 2015, no es ajena a las políticas del bien común impulsadas por el Gobierno Sandinista por medio del Plan Nacional de Desarrollo Humano, que se ejecuta desde el año 2007 cuyos logros se renuevan y evalúan año con año. El objetivo final es el bienestar de las familias, principalmente erradicando la pobreza y pobreza extrema.

En el Sector Energético desde el año 2007 el objetivo ha sido llevar la energía a todos y todas, el plan se trazó por medio de un ambicioso proyecto denominado Programa Nacional de Electrificación Sostenible y de Energías Renovables PNESER, los logros son indiscutibles.

“Sólo la mitad de las familias nicaragüenses tenían acceso a la Energía a finales del 2006, hoy más de 1 millón 200 mil hermanos han accedido al suministro eléctrico, y no importa la distancia ni las dificultades!, es un resultado que podemos ver en el encendido que hacen cada día las familias al llegar la noche; energía que les mejora su calidad de vida”, manifiesta el Cro. Salvador Mansell Castrillo, Ministro de Energía y Minas.

El Cro. Ministro, explica que este incremento de la cobertura que al mes de mayo alcanzó el 98.77% a nivel nacional, trae progreso “es el trabajo de nuestro Gobierno, el crear las condiciones para que la energía sea segura y confiable, lo que es sinónimo de mejoras en otros servicios como el bombeo de agua, educación y la salud, también atrae la inversión que promueve empleos; estamos cumpliendo la orientación del Presidente Daniel, acelerar los proyectos del Sector Energético, que hacen posible la ejecución de otras emblemáticas obras que necesitan desde sus primeras etapas la energía eléctrica”.

Se está cumpliendo con el Objetivo 7: Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna; la ampliación de la cobertura no hubiese sido posible sin las inversiones en generación y transmisión, hoy tenemos una matriz energética donde prima lo renovable y unos de los interconectados más robustos de toda Centroamérica.

“Muchos países apenas están luchando con el 25% de fuentes renovables, Nicaragua alcanzó el 82%, aquí aprovechamos los vientos que son mayores en verano para generación eólica, la zafra de los ingenios para la biomasa, almacenamos agua en los embalses para la generación hidroeléctrica, tenemos aprovechamiento de energía geotérmica y poco a poco hemos incorporado energía solar, lógicamente todo esto requirió un fortalecimiento del Sistema Interconectado Nacional, y eso a la vez nos permite mayores transacciones en la región que ha sido útil al comprar energía limpia más barata que producen nuestros hermanos centroamericanos”; destaca el Cro. Mansell.

El incremento de la cobertura, así como el consecuente aumento de la demanda ha sido de forma eficiente impulsando normas y acciones que fomenten el uso razonable de la electricidad tanto en los hogares como en los sectores Gobierno e Industria.

En este sentido la Cra. Shu Yan Delgado, Directora de Eficiencia Energética del Ministerio de Energía y Minas (MEM), indica que se sustituyeron lámparas en instituciones de gobierno así como sistemas de climatización, se incluyó el alumbrado público, instalándose más de 250 mil luminarias led y sodio, retirando luminarias de mercurio, “se trabajó en el sector productivo, donde se brindó a productores de la Costa Caribe, sistemas solares para riego de agua”.

A nivel de la región centroamericana somos líderes en la implementación de políticas de eficiencia energética, “Nicaragua es un referente a nivel regional, ciertamente países hermanos, desarrollan proyectos, pero no a gran escala; por ejemplo, desde el Ministerio se realizaron auditorías energéticas tanto en instituciones publicas como privadas, en el privado se subsidió el costo, tenemos incentivos fiscales para la iluminación residencial y para la adquisición de paneles solares”.

Importantes son las acciones que se han impulsado con organismos gubernamentales y no gubernamentales para encontrar soluciones en la cocción de los alimentos sin hacer uso de leña, “desde el año 2007, se han apoyado proyectos para la elaboración de cocinas mejoradas y con otras instituciones de gobierno, se impulso una normativa del uso de la leña”, refiere el Cro. Luis Molina, Director de Gestión Ambiental del MEM, así mismo se han acompañado iniciativas que hacen uso del bio gas, lo que ha sido de gran contribución para zonas productivas que con el estiércol de la vaca producen bio gas y biol como fertilizante.

Todo esto se ve respaldado por la comunidad internacional, ya que Nicaragua es una de las naciones que más ha accedido a fondos internacionales para desarrollo de proyectos del Sector Energético, el Cro. Santiago Bermúdez, Director General de Electricidad y Energías Renovables, del MEM, señala que nuestro país, viene ofreciendo seguridad jurídica y regulatoria para tener la confianza del inversionista “podemos decir que el 93% de la energía que consumimos es producida por el sector privado”.

“Esto es muy positivo porque demuestra confianza, transparencia, eficiencia y credibilidad, MEM y Enatrel, han hecho un esfuerzo que se ha observado de manera positiva en el impacto de la reducción de pobreza en nuestro país, y esto lo han visto los organismos internacionales”, afirma el Cro. Wálmaro Gutiérrez, Presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, “sí un organismo financiero internacional no tuviera una impresión positiva de los resultados que nosotros hemos obtenido, particularmente en la transformación del rostro de la energía del país, no estarían garantizando los recursos, a como lo han aprobado”, concluye.

Sin lugar a dudas hemos contribuido a cambiar Nicaragua, se espera que en este 2021, se logre el 99% de electrificación y para el año 2025 ya con recursos financieros asegurados se llegue al 99.9% de cobertura a nivel nacional. Aunado a ello la incorporación de plantas de generación de transición nos ayudará a posicionarnos como una potencia energética en energías renovables en Centroamérica, cumpliendo así los acuerdos suscritos por nuestro país con el Acuerdo de Paris, reduciendo significativamente nuestras emisiones, todo antes de la meta global propuesta al año 2030.

foto-web

 

También te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

el_icon_10