Casi C$ 200 millones invertidos en electrificación en julio y agosto de 2015

El deseo de recibir un servicio eléctrico de calidad en sus hogares, a como ocurre en las ciudades del país, se hizo realidad para 27,647 nicaragüenses de 97 comunidades rurales y barrios del norte, sur, oriente y occidente de Nicaragua, quienes con gozo agradecieron el enorme esfuerzo que realiza el Gobierno Sandinista a través de sus instituciones, para restituirles el derecho a una vida más digna, con herramientas para el desarrollo social y económico. 

Y no es para menos el entusiasmo de estos hombres y mujeres, ya que algun@s de ell@s iniciaron gestiones que les permitirá instalar pulperías, talleres de carpintería, salones de belleza, incluso adquirir equipos de bombeo de agua para realizar siembras de granos básicos y hortalizas, ahora que el invierno ha sido con escasas lluvias. En otras palabras, la electricidad no es solo para incrementar la seguridad ciudadana, entretenerse con programas televisivos o música, sino también para implementar formas de obtener ingresos y mejorar las condiciones en las que se vive.

Para abrir estas puertas de progreso a estos sectores de la población, los técnicos del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energías Renovables (PNESER), que coordina ENATREL, construyeron 223.28 kilómetros de redes de distribución e instalaron la luz eléctrica en  5,683 viviendas asentadas en 31 municipios de Jinotega, Matagalpa, Granada, Managua, León, Chinandega, Carazo, Chontales y Río San Juan.

La conclusión de estos proyectos tiene un costo de C$ 197,965,293.50 (Ciento noventa y siete millones, novecientos sesenta y cinco mil, doscientos noventa y tres córdobas, con cincuenta centavos), proveídos por la comunidad internacional que confía en la transparencia del uso de estos fondos, sustentada en el modelo de trabajo organizado entre el Gobierno Central, municipalidades y líderes comunales, quienes dan respuesta a las demandas de la población.

Esta labor tesonera del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, demuestra su voluntad de que todas las regiones tengan acceso al fluido energético; varios departamentos han alcanzado índices de cobertura de este suministro básico superiores al 90, 95 y 98%, otros están en el 80, 70 y 60%. El propósito es que a nivel nacional se logre llegar al 87 ó 90% en el 2017.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *